El Escalofriante Osario de Sedlec

El Escalofriante Osario de Sedlec

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Si viajamos a Sedlec-Kutná Hora, República Checa, lo más seguro es que acabemos acudiendo a la Iglesia del Cementerio de Todos los Santos. Se trata de una iglesia barroco-gótica, pero en este caso no nos sorprenderá precisamente la arquitectura típica de una construcción en este arte. En este caso lo que llamara notablemente nuestra atención es su decoración interior hecha con material óseo. En su interior encontraremos lámparas, cálices, cruces, escudos y guirnaldas hechas con huesos de difuntos. Por supuesto esta extraña decoración tiene su explicación e historia.

Altar con decoración ósea de la Iglesia de Todos los Santos, Sedlec

En el siglo XIII, Henry, uno de los abades cistercienses del lugar fue enviado por el rey a Tierra Santa. De regreso de su viaje trajo tierra del Golgotha, la cual esparció por el cementerio. Este acto hizo muy popular el cementerio e hizo que todos se quisieran enterrar en él.

Posteriormente, a principios del siglo XIV, la peste se cobró la vida de un gran número de personas que residían en el lugar y tuvieron que ser enterradas allí mismo.

Las guerras sucedidas un siglo después aumentaron aún más si cabe el número de enterramientos. Además, la Abadía fue obligada a reducir su terreno y muchos difuntos fueron exhumados y llevados al osario.

Dos siglos después, la iglesia original fue reconstruida en estilo barroco-gótico. Pero fue a finales del siglo XIX cuando el osario recibió el aspecto que muestra actualmente gracias a la talla de Frantisek Rint, el cual se dedicó a reutilizar los restos óseos allí acumulados.

Por supuesto que este lugar no tuvo desde el principio la acogida que tiene hoy día. Sin ir más lejos, durante la dictadura comunista, el templo estaba completamente descuidado y sin utilización. No fue hasta la llegada de la democracia cuando la Iglesia recupero el edificio y lo exploto turísticamente.

Lámpara y guirnalda que decoran el Osario de Sedlec, Republica Checa

Actualmente, cada año pueden pasar por esta iglesia unos 300.000 turistas. Esto tiene dos aspectos negativos: el deterioro del osario por la gran cantidad de personas que pasan y las quejas de los vecinos del lugar por la falta de aparcamiento y la imposibilidad de visitar el cementerio tranquilamente.

Sin duda alguna este osario es un digno lugar para aquellos a los que le gusta celebrar Halloween. ¿Que pensáis sobre este lugar? ¿Os atreveríais a poner los pies en un lugar tan macabro y a la vez tan singular?

Fuente | Mundo Deportivo

Archivado en Iglesia Todos los Santos, Osario, Republica Checa, Sedlec
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs