Callejeando con la cámara de fotos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

ivam

Así como los impresionistas decidieron dejar el estudio y salir a la calle con su caballete y la nueva pintura acrílica del siglo XIX los fotógrafos también lo hicieron cuando la cámara oscura redujo su tamaño y se convirtió en objeto portátil. Máquinas como la legendaria Leica permitieron una nueva forma de trabajar para el fotógrafo con respecto a su entorno, con la ciudad y con lo que en ella convive. Una nueva relación que muchas veces fue simplemente objetiva y científica sin ir más allá de la mera catalogación de edificios pero que, en otras ocasiones, se convirtió en una estrecha relación en la que el fotógrafo nos aporta una nueva manera de mirar la ciudad.

Lo mismo sucedió con el cine, en las primeras décadas del siglo XX se produjo un género cinematográfico que puede considerarse como un retrato de la ciudad pero no con un sentido paisajístico sino como personaje dentro de la película. Surge la idea de la ciudad como un ser, como una entidad, un ser protagonista con movimiento propio y lo vemos en películas como Berlín, Sinfonía de una ciudad (Walter Ruttman, 1927) o À propos de Nice (Jean Vigo, 1930).

Volviendo a la fotografía, muchos han sido los fotógrafos que han hecho de la ciudad su mejor paisaje y que quisieron documentar diversos aspectos de la sociedad y de la ciudad. En los últimos años del siglo XIX y principios del XX destacaron los primeros fotógrafos callejeros como el inglés Paul Martin o el alemán Heinrich Zille pero fue un poco más adelante, a mediados del XX cuando se asentaron unas bases sólidas en cuanto a fotografía urbana con los Becher. Bernd e Hilla Becher fueron un matrimonio alemán que dedicó su vida a la fotografía industrial convirtiendo banales construcciones en imágenes artísticas que suscitan la atención del espectador. Éstos crearon escuela y siguieron su camino grandes y cotizados artistas como Andreas Gursky, Thomas Ruff, Candida Höfer o Axel Hütte.

oie_pjK6OuNTUOCo

En la actualidad varias exposiciones nos muestran esta relación fotógrafo-calle como la muestra del Instituto Valenciano de Arte Moderno Paisaje urbano en la colección de fotografía del IVAM que desde el 2 de octubre al 15 de febrero expone unas 100 obras de 70 artistas nacionales e internacionales con la intención de enseñarnos un nuevo lenguaje creado por estos artistas sobre la ciudad. También en Madrid en la Galería Casa sin fin podemos ver las fotografías de Manolo Languillo hasta el 1 de noviembre y en la Sala Canal Isabel II se expone el trabajo de Ángel Marcos hasta el 23 de noviembre con las calles de la capital española como protagonista.

Archivado en Exposición, Fotografía urbana, Galería Casa sin fin, IVAM, Madrid, Sala Canal Isabel II, Valencia
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs