Cinco lugares imprescindibles para visitar en: París

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En Atlas cultural iniciamos una nueva sección titulada ” Cinco lugares imprescindibles para visitar en…”. Su objetivo es mostrar cinco puntos de interés para que cuando viajemos tengamos una pequeña noción de los tesoros culturales que esconde la ciudad elegida. En este primer artículo me gustaría destacar algunos puntos de la ciudad de París. Por suerte, he podido visitarla dos veces y cada vez me sorprende más, por eso me gustaría destacar cinco enclaves que no suelen ser muy famosos pero que son muy interesantes. ¿Os apetece viajar a la ciudad más romántica de Europa?

Cinco lugares imprescindibles en Paris

Cuando los romanos conquistaron París en el año 55 a.C. era una pequeña aldea de pescadores que sufría frecuentes inundaciones, pero los francos lograron vencer a los romanos y le dieron el nombre actual de París. Durante la Edad Media, la ciudad prosperó como cuna religiosa, como muestra de la época tenemos la Sainte-Chapelle. También fue un reclamo para muchos artistas y eruditos por su importante universidad, La Sorbona.

Durante el Renacimiento y la Ilustración, París destacó como enclave cultural y humanista, y bajo el reinado de Luis XIV se convirtió en una urbe poderosa y próspera. Otro hecho histórico que afectó a la ciudad fue la Revolución francesa en 1789 y, posteriormente la ambición del militar que se proclamó emperador Napoleón Bonaparte. Otro período que transformó la ciudad fue el proyecto urbanístico del barón Haussmann, que logró reemplazar los barrios medievales por elegantes avenidas y bulevares. Todos estos cambios los podemos observar cuando la visitamos. Los cinco lugares elegidos son:

Ópera Nacional de Paris Garnier

Está situada en el barrio de la Ópera, y forma parte de la renovación del trazado urbano de Haussmann. El edificio fue diseñado por Charles Garnier para Napoleón III. Las obras se iniciaron en 1862 y terminaron en 1871. Tiene un inconfundible aspecto, ya que fusiona diferentes materiales: piedra, mármol y bronce. Destacamos la variedad de estilos, desde el clasicismo al barroco. Si el exterior ya es suntuoso, en el interior vemos la impresionante escalinata, realizada con mármol blanco y con una balaustrada de mármol rojo y verde.

El anfiteatro, de cinco gradas, se caracteriza por su tapizado de terciopelo rojo, sus querubines de escayola y pan de oro, que contrastan con los falsos techos pintados por Marc Chagall en 1964. Cuando recorres la ópera te sientes como un noble de la época, solo falta imaginarte vestido de la época para transportarte al pasado. Es de una gran belleza y exquisitez arquitectónica.

La Madeleine

Fachada y planta de la nave de la iglesia de la MadeleineForma parte del mismo barrio de la ópera. Esta iglesia dedicada a María Magdalena es muy conocida por sus grandes dimensiones. Las obras se iniciaron en 1764 pero no se consagró hasta el 1845. Está formada por un conjunto de cincuenta y dos columnas corintias de unos 20 metros que rodea la iglesia y sustentada por un friso en el que se representa un altorrelieve de El Juicio Final. Así que nos encontramos con una iglesia atípica, con forma de templo griego, combinando soluciones griegas (columnata) y romanas (pódium, escalinata, orden corintio). El interior, levemente iluminado, está formado por una sola nave con tres cúpulas que no resultan visibles desde el exterior. Sobre el Altar Mayor se puede ver una escultura que representa La asunción de Magdalena realizada por Charles Marochetti, mientras que en la cúpula se encuentra un fresco sobre la historia del cristianismo.

La Dôme

Esta iglesia fue encargada por Luis XIV en 1676 para construirse en el conjunto arquitectónico del refugio militar de los Inválidos. En esa zona se había erigido una iglesia para los soldados, pero el rey quería un edificio exclusivo para el rey y sus tumbas reales. Pero tras la muerte del monarca se desechó la idea y se convirtió en un monumento a los Borbones. En 1840 se trasladaron los restos de Napoleón y allí se estableció su tumba junto a la de otros militares franceses. Destaca su cúpula dorada en el exterior, y en el interior la galería de cristal y la gran tumba dedicada a Napoleón.

El Palacio de Luxembourg y sus jardines

El palacio, que ahora es la sede del senado francés, fue construido para recordarle a la viuda de Enrique IV, María de Médicis, su Florencia natal. Fue diseñado por Salomon de Brosse y erigido al estilo italiano del Palacio Pitti. Pero lo más interesante del conjunto arquitectónico son los jardines. Son los más céntricos, los más bellos y más románticos de París.

Se trata de un espacio agradable, repleto de plantas y árboles bajo los que cobijarse durante los calurosos días estivales, aunque también es posible realizar muchas otras actividades como jugar al tenis o a la petanca, realizar cursos de arboricultura, o bien elegir la apicultura para aprender a tratar con las abejas de la gran colmena que habita en el jardín.

Museo de Rodin

El museo fue creado en 1916, a iniciativa de Rodin, gracias a tres donaciones sucesivas concedidas por el artista al Estado, de sus obras, de sus colecciones, su biblioteca, sus cartas y manuscritos. Se estableció en el lugar elegido por el escultor: el hôtel Biron y su jardín, un palacete construido a comienzos del siglo XVIII, que Rodin ocupaba, como inquilino, desde 1908. Algunas de sus esculturas más celebres se exhiben en el jardín: Los burgueses de Calais, El pensador o Las puertas El Pensador de Rodin situado en los jardines del Hotel Birondel infierno.

Si nos gusta la escultura, este museo es de obligada visita, ya que las obras de Rodin en persona son impresionantes. Podría destacar el movimiento, la fuerza y el detalle de cada pieza. En el interior de la mansión se distribuyen por orden cronológico toda la trayectoria del artista y podemos ver obras como El beso.

Estos lugares marcaron mis viajes y me sorprendieron gratamente. Es cierto que la ciudad tiene muchos puntos de interés, pero he preferido destacar estos que no son tan conocidos.

Espero que os haya gustado. ¡Os animamos a que nos comentéis qué lugares os han gustado más de París!.

Archivado en La Dome de los Inválidos, La Madeleine, La Opera nacional de París Garnier, Lugares de interés, Luis XIV, Museo Rodin, Napoleón, Palacio de Luxemburgo, París, Rodin, Tumba de Napoleón
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs