La conjura de los necios, de John Kennedy Toole

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El éxito de público y crítica de “La conjura de los necios” fue inmediato tras su publicación y tan rotundo que la hizo merecedora de obtener el premio Pulitzer en 1981. Con una trama disparatada e hilarante esta novela invita a la diversión desde la primera página y nos aporta una visión personal y única de la sociedad norteamericana y la ciudad de Nueva Orleans a principios de los años sesenta.

Ignatius J Reilly estatua

Sin lugar a dudas, el principal atractivo de esta novela radica en su protagonista, Ignatius J. Reilly, un personaje quijotesco y esperpéntico digno de protagonizar una obra de Valle-Inclán. Su tremendo desprecio por el mundo en el que vive, sus alocadas fantasías y su capacidad para convertir en caos todo cuanto toca actúan como el hilo conductor de esta obra cargada de ingenio e ironía.

Pero no todo en esta novela es Reilly y sus maquinaciones. A su alrededor se van acumulando perdedores y desheredados, personajes desencantados de la vida que conforman un mosaico (y una crítica) de la sociedad norteamericana de los sesenta: desde el empresario apático y aplastado por el éxito de su padre hasta la corista sin talento o el policía inmigrante en busca de nombre y honor para su apellido. Una sucesión de disparatadas escenas que convierten su lectura en una adicción.

Si hubiera que ponerle alguna pega a esta novela, se centraría en la falta de ritmo de algunos de los pasajes y la impresión que da en ocasiones de no saber hacia dónde se dirige la trama, pero todos estos defectos quedan ocultos tras un capítulo final frenético y catártico que confiere cohesión y coherencia a todo el conjunto.

Barrio francés New Orleans Toda la novela constituye una feroz crítica contra una sociedad desquiciante y desquiciada. La propia publicación póstuma de la misma (posible gracias a la insistencia de la madre de Toole y a la intercesión del novelista Walker Perci) no hacen sino confirmar este carácter desquiciante, mercantilista y carente de principios éticos que se va desgranando a lo largo de toda la obra.

La publicación de La conjura de los necios encumbró a John Kennedy Toole como uno de los mejores novelistas norteamericanos de todos los tiempos y su enorme éxito propició la publicación de La Biblia de neón, una novela que Toole había escrito con tan sólo dieciséis años.

Divertida y profunda a partes iguales La conjura de los necios constituye un imprescindible dentro de la literatura universal, un clásico contemporáneo que no debiera asustarnos abrir y paladear palabra a palabra.

Archivado en Comedia, Ignatius J. Reilly, John Kennedy Toole, Novela, Nueva Orleans, Walker Perci
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion