¿Puede explotar la burbuja seriéfila?

¿Puede explotar la burbuja seriéfila?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La labor de un blogger de series siempre ha sido ardua porque, aunque no se pueda ver todo, hay que dominar en la medida de lo posible todo lo que se cuece en el universo (literal) seriéfilo. Cosa que también se está poniendo más difícil porque empiezan a emerger nuevos canales, y plataformas de Video On Demand. Y por si fuera poco, no sólo en Estados Unidos se están haciendo productos de una calidad notable. Por tanto, como espectador (ya no como escritor) es un sacrilegio pasar por alto alguna de ellas.

Son demasiadas series

Hace unos años, las networks americanas era todo lo que había, lo que se presentaba en los upfronts marcaban la pauta de lo que se consumiría en todo el mundo en los próximos meses y/o años. Pero tras el advenimiento de esta tercera Edad de Oro de las series, en la que HBO ha producido algunas de las mejores obras que jamás se han visto en este medio y mirando a la cara al “dios” cine, están proliferando multitud de canales como AMC, FX, Showtime y un larguísimo etcétera, que han seguido su estela y también han añadido al patrimonio audiovisual obras de gran valor en las cadenas de cable, más libres al no depender tanto de la audiencia. Por último, y siguiendo esa costumbre que seguimos los seriéfilos, el binge-watching o el maratón de toda la vida, plataformas digitales como Netflix y Amazon se han unido a la fiesta con series cuyas temporadas se estrenan de golpe, propiciando esta forma tan particular de visionado.

Este boom también ha sido aprovechado inteligentemente por otros países, que se han dado cuenta de que creando productos atractivos pueden llegar a todo el mundo. Los que han tomado la delantera han sido los nórdicos, con series como Bron/Broen o The Killing, que han conseguido llegar a ser remakes en el gigante americano. Pero quien realmente ha experimentado una progresiva relevancia ha sido la industria televisiva británica, que se lo ha ganado a pulso con series tan brillantes como adictivas. Para bien, o más bien para mal, España se ha quedado estancada en un bucle endogámico que cadenas y productoras han creado y que parecen regirse por unas reglas y lenguajes audiovisuales propios, que va perdiendo espectadores de calidad. Aún así, seguimos exportando alguna que otra ficción a Estados Unidos, como es el caso de Polseres Vermelles o Los misterios de Laura.

Serie dramática de FX

Todo este repertorio interminable de series me hace preguntarme si realmente estamos viviendo en una burbuja seriéfila, tanto en el plano numérico como creativo. Está claro que los americanos sabrán cómo manejar esta saturación mejor de lo que hicimos aquí con el ladrillo, pero me preocupa sobre todo si creativamente esta Edad de Oro de puede morir de éxito, no porque el negocio comience a imponerse sobre la calidad, que también, sino sobre todo porque la fragmentación provoque una falta de audiencia que pueda causar cancelaciones de obras de gran valor, como sucedió la semana pasada con The Bridge. Lo mejor de todo es que la emisión “en directo” ya no es el único medio para medir la aceptación de los productos, sino que ya se valoran las reposiciones y los visionados a través de las plataformas online que los canales poseen. Así pues, series que a priori son menos vistas pueden tener una oportunidad antes de ser ajusticiadas.

No sabemos cómo se resolverá esto aún, es pronto, todavía estamos inmersos en esta vorágine de ficciones que forman parte de una edad dorada que no da señales de agotamiento aún, algo que para nosotros los seriéfilos es una auténtica bendición, aunque seamos nosotros los que empecemos a dar síntomas de cansancio para lo cual recomiendo poner algunos filtros según el tipo de espectador que cada uno sea, pero este temada para otro artículo. ¿Qué opinas de la gran cantidad de series de las que disfrutamos? ¿Crees que hay demasiadas? Cuéntanos tu opinión.

Archivado en Burbuja, Edad de oro de las series, Filosofía seriéfila, Reflexiones, Series
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs