Serenity: el broche a una aventura western-espacial (II)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Logo Serenity

  • Aunque Serenity es una película con todas las de la ley, para todos aquellos cultureros que hayan visto Firefly es bastante obvio que se trata de un episodio largo de dos horas, por lo tanto lo analizaré como tal.

Tras la cancelación de Firefly, los fans, lejos de olvidarla, se lanzaron con avidez a adquirirla en DVD, haciendo uso del tradicional y siempre efectivo método del boca-oreja para difundir las bondades de esta notable serie. Con la llegada masiva de internet en forma de blogs, páginas de estrenos, etc., este boca-oreja pasó a ser virtual, y se extendió con virulencia por la red la exigencia y el ruego de esos fans huérfanos de un auténtico final en condiciones. Así pues, Universal, oliendo negocio, puso sobre la mesa de Whedon 35 millones de dólares para que llevase a cabo una película que acabase con algunas de las tramas abiertas en ese final tan abrupto, y que hiciese honor a la serie tres años después de su cancelación.

La historia toma lugar aproximadamente dos meses después de los eventos del episodio final, con las tensiones en la Serenity entre el Doctor y el Capitán Reynolds en alza, los tripulantes de la nave más aventurera de la galaxia se embarcarán en un viaje para discernir la verdad y desentrañar de una vez por todas cuantiosos secretos ocultos.

Serenity poster

Así pues, Whedon reunió una vez más a todo el reparto original y llevó a cabo un auténtico rara avis en el panorama televisivo: que una ficción cancelada gozase más tarde de una película para finalizar en condiciones la historia. Y, como ya he dicho más arriba, le hace honor con creces. A pesar del paso de los años los actores están iguales, el humor es el mismo, la camaradería y las tensiones nunca se fueron y la amenaza de la Alianza sigue rondando en cada planeta. Una cosa si se sacrifica en esta Serenity: el toque westerniano que distinguía y hacía auténtica a la serie desaparece dejando su puesto a las artes marciales y una acción que, gracias al presupuesto disponible, luce maravillosamente. Matizo: ese toque no desaparece (el asalto del principio), pero si se ve sepultado conforme avanza la trama. Una lástima. Daños colaterales.

Fue la primera película que dirigió Joss Whedon, aunque ya había dirigido decenas de episodios de sus series anteriormente, mostrándose firme, con brío, sabedor de lo que quiere contar mientras no desperdicia planos buscando innovar: la fórmula ya estaba en la serie; el resto, son secuencias de acción que están brillántemente ejecutadas y que harían palid

Archivado en Firefly, Joss Whedon, Secuela, Serenity, Space opera, Universal, Western
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs