Presócraticos, los filósofos de los primeros principios

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los presócraticos como expresión del inicio de la cultura occidental, se basaron siempre en buscar los principios creadores de las cosas, algo así como lo buscan hacer los científicos en nuestros días; incluso muchos de estos principios que nombran nuestros filósofos han sido demostrados científicamente como principios creadores de vida. Pero lo curioso de estos principios, es que se defendían de tal forma, que teniendo un poco de imaginación, pueden hasta llegar a ser considerados como superpoderes, he aquí varias pruebas.

Es de Mileto

Cuando hablamos de la filosofía presocrática, tenemos como obligación hablar de superhéroes y de La liga de la justicia o algo que se le parezca.

Los primeros filósofos occidentales conocidos, los presocráticos, son famosos por su definición de la creación de las cosas o simplemente por buscar cuál fue o es el inicio creador de las cosas y defender su postura hasta parecer que fuera parte de ellos, algo así como un superpoder; por ello es imposible no pensar en ellos como superhéroes utilizando aquel principio como fuerza que sobrepasa lo natural.

Por ello, durante mi carrera no paré de hacer analogías entre los presocráticos, y los personajes de los superamigos, tenemos varias como ejemplo:

Anaxímenes y su principio creador o superpoder, el aire, podría ser una especie de lobo del cuento de los Tres cerditos y decir “soplaré y soplaré y la casa derrumbaré” o algo por el estilo. Por otro lado, tenemos a Zenón y el movimiento inexistente, para demostrarlo pone como ejemplo una carrera entre una tortuga y Aquiles, pero claro, si la tortuga es Zenón siendo una tortuga ninja, es casi imposible poder alcanzarla, es obvio, ni siquiera el hombre de “los pies ligeros” podría con los ninjas renacentistas comepizzas.

Aquiles y la Tortuga

Aquiles, llamado “el de los pies ligeros” y el más hábil guerrero de los aqueos, quien mató a Héctor, decide salir a competir en una carrera contra una tortuga. Ya que corre mucho más rápido que ella, y seguro de sus posibilidades, le da una gran ventaja inicial. Al darse la salida, Aquiles recorre en poco tiempo la distancia que los separaba inicialmente, pero al llegar allí descubre que la tortuga ya no está, sino que ha avanzado, más lentamente, un pequeño trecho. Sin desanimarse, sigue corriendo, pero al llegar de nuevo donde estaba la tortuga, ésta ha avanzado un poco más. De este modo, Aquiles no ganará la carrera, ya que la tortuga estará siempre por delante de él.

Otro claro ejemplo podrían serlo Heráclito y Tales de Mileto. Es inevitable pensar que un hombre que defiende tanto el agua como principio creador de las cosas (que al final no estaba tan equivocado), no puede ser nadie más que Aquaman; en cambio Heráclito, teniendo el fuego como principio creador, simplemente para justificar el movimiento y contradecir a Zenón, siempre me lo imaginé prendiendo fuego a Zenón para enseñarle que el movimiento existe, pero más allá de ello, podría ser fácilmente Pyro (superhéroe de Marvel).

La liga de la justicia

Pero más allá de la broma y de ser esto una comparación banal de filósofos con superhéroes, los presócraticos tienen gran culpa de muchos descubrimientos de las ciencias modernas, gracias a ellos se han creado varias hipótesis y tesis, como por ejemplo el movimiento en Heráclito (el constante cambio), el papel que juega el agua como principio creador para la teoría de la evolución. Ya como conclusión, con ejemplos como estos, queda claro la importancia que tienen los filósofos de la época antigua. Y sobre todo, el valor que tienen en nuestros días. Sin ir muy lejos, por aquellos tiempos surgió un tal Pitágoras.

Archivado en Filosofía, Humor, pre socraticos, presocraticos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion