Mozart en St Luke, primer concierto

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Primer concierto de una serie dedicada a Mozart este otoño en la sede de la London Symphony Orchestra. Los conciertos, grabados por la BBC y emitidos en Radio 3 tienen lugar en St Luke en Old Street, en los bordes de la City de Londres. Esta serie nos dará una leve idea de la musica de cámara compuesta por Mozart e incluirá una selección de solistas,

Un interesante evento con la música de Mozart

Mozart es tan famoso y su figura tan popular que casi da reparo decir algo de él por temor a repetir lo que miles han dicho previamente. Pero el entusiasmo que siempre me transmite escuchar cualquiera de las piezas que compuso me da la valentía de atreverme a alabarle de nuevo.

Entristecida como estaba esta mañana tras una reunión en la que, no del todo veladamente, anunciaban todavía más recortes de plantilla, me he dirigido paseando, casi taciturna y mirando hacia el suelo, fantaseando melancólicamente con las figuras tristes que son las sombras de los árboles en otoño, a St Luke en Old Street. Allí Christian Blackshaw ha interpretado al piano para un puñado de privilegiados oyentes, tres piezas de Mozart: dos sonatas y una fantasía.

El acto es parte de la serie de conciertos que BBC Radio 3 graba durante los mediodías de los jueves, en directo, en esta vieja iglesia restaurada de manera muy elegante y convertida en la sede de la London Symphony Orchestra.

Gratifica sentirse por una vez relativamente joven entre el público de cabelleras plateadas. Entre los oyentes a veces reconozco a cantantes y actores y muchas veces a Jonathan Miller, artista polifacético, director de óperas, erudito, presentador de documentales sobre todo tipo de temas interesantes, y me siento privilegiada de compartir asiento con este hombre al que admiro tanto. El lugar es muy acogedor y la acústica perfecta.

La primera de las piezas Sonata en La mayor K281 la compuso Mozart en Munich en el 1774 cuando todavía no había cumplido los veinte años, aunque a esa edad ya todo el mundo le llamaba maestro. Es la primera sonata en la que adopta un rondó como tercer tiempo, característica que le va a acompañar en el futuro en muchas de sus composiciones para instrumentos de cuerda.

En 1785 compuso La Fantasía en Do menor K475, interpretada en segundo lugar. A esas alturas de su vida, cuando estaba en la cumbre de su éxito musical y social, cuentan que el propio emperador José II le aplaudió cuando él mismo interpretó la pieza en un concierto. La película de Milos Forman, Amadeus, presenta una versión quizá demasiado Hollywoodense de esa posible escena. La pieza es una demostración de su maestría y no nos extraña que le ayudara a alcanzar popularidad y a ser alabado y admirado por músicos que habían sido sus maestros, como el mismo Joseph Haydn. Es una pieza loca, como de borrachera, con fugas que se desvían de la clave principal y parecen no querer regresar nunca.

La última y para mi sin duda la más bella Sonata en Fa Mayor K533/494 fue compuesta entre 1786 y 1788 cuando ya estaba en la ruina y su mujer estaba enferma. Está compuesta en etapas, con esa reflexión sostenida y aplazada que da el paso del tiempo, ya sin tanta confianza, y quizá, sobre todo en el segundo movimiento, con un poco de melancolía, que no de amargura. Y es que el espíritu de Mozart es tan volandero, su imaginación tan pura que casi no se puede meter en el territorio de la tristeza sin que le surjan caminos de luz y colorido. Una vez que los lentos acordes del andante se van resumiendo, se desemboca en otro rondó risueño, lleno de un brío divertido y de alegría. ¡Qué forma más amable de secarse las lágrimas!

De vuelta a la oficina, que van a derribar, pues es un edificio de los sesenta que no sirve en esta zona de Londres que ahora recibe el nombre de Silicon Roundabout a la que quieren promocionar como East London Tech City, las sombras de los árboles son quizá más oblicuas, más delgadas, más tristes. Pero la música de la sonata en Fa Mayor resuena en mis oídos y me ayuda a respirar más hondamente, a caminar ligera, a no apesadumbrarme.

Archivado en London Symphony Orchestra, Mozart, Piano, Sonatas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs