El final de Breaking Bad que todos nos merecíamos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Se acabó. “Breaking Bad” llegó a su fin. Más de 10 millones de personas en Estados Unidos vivieron en directo el pasado domingo el final de la serie. Éste no decepcionó a nadie. Nos dio lo que queríamos. Acción, emoción y redención para Walter White. A diferencia de otros célebres finales de series, Vince Gilligan optó por un final sin cabos sueltos, cerrando el perfecto círculo de una serie sin fisuras. Hay muchos “spoilers” en el artículo, quedáis avisados.

Cabecera de la serie

El pasado domingo finalizó Breaking Bad. La serie de AMC no ha hecho más que acabar y a muchos se nos quedan sentimientos encontrados. El primero es de vacío, no porque no haya más series buenas, que las hay, sino porque el hueco que deja es difícil de rellenar. Por otro lado, el final nos deja un sentimiento de alegría, primero porque fue genial, tanto en el fondo como en la forma. Y segundo porque queda la sensación de que hemos disfrutado de una obra maestra en su conjunto, que pasará a la historia de la televisión. Por supuesto que Breaking Bad es, desde hace tiempo, una de las grandes.

Llama la atención que Breaking Bad haya pasado de ser una serie minoritaria, en sus primeras temporadas, a fenómeno social. La audiencia del capítulo final fue de más de 10 millones de espectadores en directo. Todo un éxito al tratarse de una cadena de cable. Las descargas ilegales superaron el medio millón en las primeras doce horas tras su final. Casi un récord, pero superada por la mediática Game of Thrones. De cualquier forma, es muy significativo que una gran parte de la audiencia americana se haya enganchado a una serie que estaba destinada a ser de culto. De eso deberíamos aprender en nuestro país, donde este tipo de series no llegan ni a estrenarse en cadenas generalistas.

Los protagonistas absolutos de Breaking Bad

Gilligan apostó a que el final iba a gustar a la audiencia antes de que la temporada empezara. Y acertó. Al contrario que otros finales de series, parece que la perfección del final de Breaking Bad fue acogido con satisfacción casi por unanimidad, como todo el conjunto de la serie. Es muy difícil encontrar a alguien que crea que el final es malo. Nada de dejar cabos sueltos, nada de finales abiertos. Al igual que hizo su protagonista en la serie, cerró el círculo y lo dejó todo bien atado. Gilligan nos compensó tras cinco temporadas en las que hubo mucha injusticia y sufrimiento.

Walter White obtuvo la redención (o al menos parte de ella) que buscaba cuando emprendió su huida hacia delante, que empezó en New Hampshire con una plegaria: “llévame a casa, yo me encargo del resto”. Y la suerte, que nunca lo abandonó en su vida de Heisenberg, le respondió una vez más. Consiguió que su familia consiguiera su dinero. Consiguió protegerla de la malvada Lydia, de Todd y de la pandilla de nazis. Su muerte, en un laboratorio de meta, fue dulce para él. El antihéroe se transforma en héroe, aunque con muchos matices.

Último plano de la serie

También salvó a Jesse de la esclavitud a la que le tenía sometido Todd, cuya muerte fue muy aplaudida y jaleada (al menos desde mi sofá). Pero también al sometimiento que el propio Walt mantenía sobre él y que fue la fuente de todos sus males. Así, Mr. White vio como su alumno aventajado, por primera y última vez, no hizo lo que él quería. Ya no había manipulación posible. La decisión de Jesse estaba tomada. Dejaría morir a su socio lentamente. Ni que decir tiene que el chico merecía este final. Su muerte sí nos habría enfadado a muchos.

Pero no todos tuvieron el final que merecían. Skyler, Walter Jr. y Holly conseguirán salir adelante. Eso sí, con una herida que marcará sus vidas y que será difícil de reparar. Saul Goodman, al que volveremos a ver en su spin-off, no fue detenido pero tendrá que vivir toda una vida de fugitivo en algún lugar donde no quiere estar. Y donde tendrá tiempo de recapacitar sobre todo lo que hizo. Marie (otra gran sufridora de la serie), también tendrá que sufrir antes de salir adelante. Walter White se redimió sólo en parte. Tras arreglar algunos asuntos pendientes, murió en paz. Pero ha dejado demasiados cadáveres por el camino. ¿Qué te pareció el final de la serie? ¿Te parece que estamos ante la mejor de la historia? ¿Será difícil rellenar el vacío que deja?

Archivado en AMC, Breaking Bad, Series Finale, Vince Gilligan
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs