MANH(A)TTAN: crítica de la gran apuesta de WGN

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Póster de MANH(A)TTAN

El nacimiento de nuevos canales en la televisión americana (ya sean de cable o una network) es motivo de celebración para los seriéfilos, pues normalmente éstas se lanzan a producir series a porrillo. WGN America no es nueva, su origen se remonta a 1978, pero ha sido ahora cuando ha pasado a producir series propias. Empezó en esta andadura con Salem, la serie sobre brujería ambientada en el siglo XVII. Estrenada a principios de año, generó más ruido mediático que buenas críticas, aunque las audiencias fueron buenas, por lo que ya tiene su segunda temporada asegurada. Es por eso que todo el mundo puso el punto de vista en esta MANH(A)TTAN, como la verdadera gran apuesta de WGN para introducirse con calidad y definitivamente en el terreno siempre complicado y competitivo de las series de cable.

El resultado no podría haber sido de mejor. En el terreno de las críticas, MANH(A)TTAN ha convencido a los críticos estadounidenses como un drama sólido sobre un acontecimiento poco retratado en la ficción. Las audiencias, teniendo en cuenta el corto camino que lleva WGN con la ficción, aunque algo inferiores a las de Salem, se recuperan con los revisionados (recordemos que la televisión americana es diferente de la española en estos terrenos, donde allí son muy importantes también las audiencias de las repeticiones), tanta, que WGN también ha renovado esta serie ambientada en la Segunda Guerra Mundial por una temporada más.

Manhattan

MANH(A)TTAN no es una serie perfecta, pero WGN ha dado un buen golpe en la mesa, tanto con la producción como la temática de la serie. Me explico. La producción de MANH(A)TTAN es perfecta. Cierto es que no debería asombrarnos ya que las series de televisión alcancen un nivel alto en estos aspectos, sobretodo si son series de época como Boardwalk Empire (aquí la opinión de mi compañero Miguel sobre ella), o Deadwood, pero en este caso merece destacarse, pues estamos hablando de la segunda serie propia de un canal. La ambientación nos traslada con precisión a los años 40, desde el modo de vida doméstico a las vestimentas, etc. Lo que termina de dar empaque (técnico) a MANH(A)TTAN es su temática, pues la creación de la bomba atómica sólo ha conocido una traslación al terreno de la ficción en profundidad, la película Creadores de sombras (Fat Man and Little Boy, Roland Joffé, 1989), la cual ralla en la mediocridad a pesar de su reparto. MANH(A)TTAN coge el testigo, inventa personajes y situaciones, y eleva este hecho visionario o terrible de la historia humana a una historia de rivalidades y conspiraciones mil veces vista pero interesante de todos modos.

Dos aspectos fundamentales hacen que una serie sea una buena serie: La primera es la figura del showrunner, quien grosso modo es el guionista principal de la serie, quien la idea, la vertebra y finaliza. Aquí Sam Shaw cumple con solvencia, heredando muchos elementos de su trabajo previo en otra serie que también sorprendió a crítica y público el año pasado, Masters of Sex. Y digo con solvencia, porque si algo negativo le saco al guión de Shaw, aparte de varios tópicos que sobran (el gordo acomplejado/feliz, mismamente), es la duración de la historia. Pienso que una temporada de 10 capítulos habría hecho mucho más por la serie que el relleno que Shaw se saca de la manga para capítulos enteros, como los desmanes amorosos estirados hasta la médula. Esto también ocurría en una serie que compartía ambición y que fue cancelada recientemente, Low Winter Sun, donde se estiraba la historia más de lo recomendable. Curiosamente hay mucho de AMC en esta producción, desde la fotografía (esos planos del desierto que recuerdan sin remedio a Breaking Bad) a los personajes (esas intrigas casi calcadas a Mad Men…); aquí tenéis una amplia infografía de ambas series, gracias a nuestros compañeros de Xombit, por si aún no las habéis visto, ¡corred insensatos!

Manhattan

La segunda es la figura del director. Pocas veces vemos que un mismo director se encargue de una temporada entera (hola True Detective, de la cual podéis leer un estupendo análisis aquí), así que lo más normal es que varios directores se repartan un número de episodios por temporada. Aquí sobresalen dos: Thomas Schlamme (The West Whing, Studio 60 on the Sunset Trip, The Americans) y Dan Attias (Six Feet Under, The Wire). Schlamme dirige los dos primeros y el último capítulo de la temporada, y se nota. Attias dirige el penúltimo, en una jugada muy a lo HBO: poner el penúltimo capítulo como catarsis de la historia, con un hecho que marcará un antes y un después en el transcurso de la serie. No obstante, Shaw no termina de rematar la serie aquí, pues aunque resuelve algunas dudas en el último capítulo, deja dos líneas argumentales bien abiertas y crea una nueva, a modo de cliffhanger, para la segunda temporada.

También es de destacar la figura de la música, cada vez más presente en las series de televisión, con compositores propios de la gran pantalla dedicados a una temporada entera. La de MANH(A)TTAN es una banda sonora onírica, ambiental, pero también con una fuerte presencia de golpes de efectos que parecen mecánicos. Es, en definitiva, una auténtica gozada. Está compuesta por Jónsi & Alex, una colaboración artística entre Jón Þór Birgisson (cantante de la banda islandesa Sigur Rós) y su compañero sentimental Alex Somers.

Para terminar, el último elemento a destacar es el reparto. Ciertamente, todos están fantásticos y cumplen con solvencia, pero destacan tres actores en este cast. El primero es John Benjamin Hickey, ya que su Frank Winter es sin duda el personaje con más aristas de toda la serie, y nunca llegamos a saber su motivación para con el proyecto. Todo un acierto. Seguidamente está Ashley Zukerman, ya que su personaje, Charlie Isaacs, es sobre quien se vertebra, en teoría, la serie. Gran futuro le veo. Y por último, aunque en un papel más secundario, Daniel London, quien compone un Oppenheimer de lo más apetecible.

En definitiva, MANH(A)TTAN es una gran apuesta de WGN, una serie de gran calidad y, en su conjunto, un buen divertimento con muchos elementos favorables y unos pocos que le restan en su totalidad.

Archivado en bomba atómica, Drama, MANH(A)TTAN, WGN
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs