Wonderfalls (I): Fuller lo intenta por segunda vez (2004)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Poster de Wonderfalls (2004)

Wonderfalls fue una de las apuestas de Fox para la midseason de 2004. Con Bryan Fuller (Pushing Daisies, Hannibal) como creador y showrunner (aunque esta figura no era tan TAN conocida como hoy en día), una historia novedosa, y un reparto eminentemente televisivo pero acertadísimo, esta simpática comedia tuvo un estreno accidentado: vio movido su estreno de 2003 a 2004, fue situada en un horario bastante competitivo, y más tarde fue cambiada de noche, para, despues de haberse emitido sólo cuatro episodios (que, para más inri, se emitieron sin seguir el orden natural) ser cancelada por Fox. En el ámbito televisivo, donde las grandes críticas no te salvan si las audiencias son malas, Fox sobresale como un sádico y cruel juez que cancela series a diestro y siniestro (véase Firefly); por suerte para los fans de Wonderfalls, los trece episodios de su primera y única temporada ya estaban grabados, y tras muchas presiones fueron lanzados en un pack en DVD, y más tarde llegaron a Internet. La conclusión es que esta serie ambientada en las Cataratas del Niágara era un soplo de aire fresco en el panorama televisivo de la comedia, bien por sus ingeniosos y ágiles diálogos, bien por su pintoresca y tierna historia.

La serie se centra en Jaye Tyler, recién licenciada en Filosofía y empleada de la tienda de recuerdos Wonderfalls. El día en que, por su actitud, le dan el ascenso a su compañero adolescente, un león de cera le habla, aconsejándole, con su consecuente desmayo. A partir de aquí, Jaye comenzará a recibir consejos u órdenes de cualquier ser inanimado que posea una cara, dirigiendo su vida y dando lugar a situaciones de lo más divertidas. Esta es la sinopsis sin spoilers que más o menos se puede hacer, pero lo cierto es que Wonderfalls tiene una historia preciosa, tierna pero divertida, triste pero esperanzadora. Es un pequeño milagro.

Wonderfalls (2004)

Sus capítulos, de unos 40 minutos de duración, no se hacen para nada largos, y su humor, fresco y ágil, le resta dramatismo a la historia, aun cuando es la protagonista la que se “diagnostica” clínicamente loca. No obstante, hay diversos episodios donde ese dramatismo sale a la luz, y creedme, enternece de una manera muy cruel. Capítulos como el 1×05, el 1×06 o el 1×10, dejando de lado el humor, poseen una carga dramática que no esperamos ver en una comedia, donde los personajes quedan perfectamente y totalmente dibujados.

El humor de Fuller (que luego sería llevado al máximo en Pushing Daisies), apuesta por la agilidad, por la exageración planificada, para magnificar las situaciones o perfilar a los personajes. Así, Jaye, cuyo perfil es muy Generación X pero sin grunge de por medio (actitud pasota, mínimo contacto con desconocidos, 0 en ayuda desinteresada), tiene una actitud directa, cortante y defensiva, mientras que su hermano, por ejemplo, posee el mismo humor pero desprendido de la actitud cortante de Jaye.

*Próximamente culminaré esta crítica de Wonderfalls. Estad atentos.

Archivado en Brian Fuller, Comedia Dramática, FOX, Wonderfalls
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion