Películas geniales, series mediocres

Películas geniales, series mediocres

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Raul Arévalo y Javier Gutiérrez

El pasado domingo asistimos en la ceremonia de los Premios Goya 2015 a una gran fiesta en torno a nuestro cine, que ha conseguido batir récords de asistencia y recaudación en 2014 gracias, por un lado, a películas comerciales como Ocho apellidos vascos o Torrente 5 y a obras cinematográficas de gran valor artístico como Relatos salvajes o la vencedora La isla mínima, por otro. Esta dicotomía siempre ha estado presente pero la diferencia es que tanto las unas como las otras han conseguido conectar con el público el mismo año.

Decíamos en la crítica de los Goya que el cine español había tomado buenas decisiones en los últimos años, ampliando las diferentes temáticas, reivindicando un poco menos y renovando los nombres tanto delante como detrás de las cámaras. En esto creo que tiene mucha culpa las producciones de los dos gigantes mediáticos de este país como son Mediaset y Atresmedia que, obligados por ley a producir cine y quejándose de vez en cuando por ello, han conseguido crear cine comercial de calidad y que interese a gran parte del público y promocionado con las técnicas que tan buenos resultados les ha dado con sus productos televisivos.

Sin embargo, si hablamos de productos de ficción para televisión, ambas plataformas se muestran incapaces de darle el giro que necesitan nuestras series, que siguen ancladas en la comedia costumbrista clásica o en series dramáticas de hora y media con tramas absolutamente demenciales. Se está avanzando sí, sobre todo con productoras como Bambú, que hace una buena labor con Velvet, pero todavía se quiere contentar a la mayor parte de la audiencia en lugar de hacerse con el público objetivo más interesante para los anunciantes y si no se puede conseguir esto es que realmente no se puede. Y si no se puede es porque, o bien el espectador digamos burgués español no es consumista, o bien no tiene una cultura audiovisual lo suficientemente madura como para exigir algo más a sus cadenas, o bien se ve lo que hay, sin más.

Otro fracaso de la comedia costumbrista

Por eso me llama la atención que en cine sí se pueda hacer productos tan artísticos, tan bien dirigidos y tan bien interpretados y en televisión no. De hecho, algunos actores son capaces de ganar Goyas y al mismo tiempo ser parte de un elenco desastroso en la serie de turno. ¿De repente los guionistas, directores y actores se convierten en fueras de serie con el mero hecho de cambiar de medio? O quizás sean los directivos de estas grandes corporaciones las que capan las posibilidades de la ficción televisiva en un país que sinceramente es muy bueno haciendo ficción audiovisual en general. Y eso es una pena y muy injusto.

Archivado en Atresmedia, Bambú Producciones, Cine español, Mediaset, Premios Goya, Series españolas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs