El “Futbolín” aún mete goles a las tablets

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Anoche se abrió el telón de la 61 edición del Festival de San Sebastián, y la película que se presentó en su gala de inauguración fue la argentina “Futbolín”, dirigida por Juan José Campanella. El director de “El hijo de la novia” o de “El secreto de sus ojos”, que ahora se ha embarcado en una carrera contra Dreamworks y Pixar. Gigantes de la animación. Para ello ha contado con un presupuesto de 20 millones de dólares… y más de cuatro años de esfuerzo y sudores. Una pasión que ha querido plasmar en la historia. Yo ya la he visto… y me reí. Si eres de los que sacan una sonrisa y una moneda, en cuanto descubres un futbolín en un bar, no lo dudes. Que pase la bola por el agujero…

Juan José Campanella

El Festival de San Sebastián echó a volar, y desde el cielo distinguimos un futbolín o, ¿es el campo de fútbol más grande del mundo? Los jugadores de plomo son los protagonistas de un juego obsoleto, una mesa con ejes transversales y palancas, que giran y giran… ¡gol!

En el Kursaal se escucha la primera carcajada, aunque le sigue un silencio sepulcral cuando la pantalla nos recuerda que las nuevas tecnologías han arrinconado en el trastero entretenimientos tan legendarios e irreemplazables para nuestra generación. Las consolas y las tabletas cerraron las salas recreativas. El gordo de Minnesota estará buscándose la vida jugando al póker.

Juan José Campanella ha necesitado 20 millones de dólares para contarnos una fábula que disfrutarán más que nadie los niños grandes, un relato simple, nostálgico y gracioso. Combina aventuras, humor y… amor. Y unas gotitas de pasión. Un chorretón de pasión. Hay que superarse, hay que esforzarse… eso sí, en equipo y enarbolando la bandera del juego limpio. Todo empieza cuando un padre se sienta en la cama de su hijo, y se empeña en contar una vieja historia…

Las aventuras de Amadeo, un chico tímido pero virtuoso, y de un equipo de futbolín que intenta reunirse tras ser desmantelado. Juntos deberán enfrentarse al más temible rival sobre una cancha.

Zinemaldia

Su responsabilidad es defender al pueblo y la dignidad de sus paisanos frente a un ególatra con mal perder, que quiere revancha. El malo maloso, una especie de Cristiano Ronaldo que yo juraría, se parece a Higuaín, intenta humillarlos. El poder del dinero, la bola gigante que se estrella contra la cristalera y destroza el bar. Probablemente, las mejores frases y escenas las firman unos secundarios geniales, Beto y el loco de acento argentino. Sus aforismos a veces resultan desternillantes.

Esa nostalgia de la que hablaba, y la defensa a contracorriente de sus propiedades, poniéndose delante de la pala o de la grúa, símbolos insensibles del progreso, me trajo a la memoria los cinco primeros minutos de Up. Soberbios. Más tarde, olí el aroma de Toy Story, un cuento que también juntaba a personas y muñecos que se humanizan. Está claro que Campanella ha mamado del cine de Hollywood. Y ha aprendido como nadie a hacer su trabajo, la pericia técnica de la animación es intachable.

Yo me había comprado zapatos nuevos porque leí “guion” y “Roberto Fontanarrosa” en la misma frase… craso error. ¡Está inspirada en un relato de Roberto Fontanarrosa! Es una versión libre de Memorias de un wing derecho, un cuento que aparece en el libro El mundo ha vivido equivocado. Y tanto que libre, porque en la historia de Campanella solo hay algún guiño a ese soliloquio de un jugador de fútbol que mete más goles que Pelé. Pobre negro…

Zinemaldia

Las primeras partidas que vemos son absorbentes, vives dentro del futbolín. ¡Así se mueve el balón! La cámara… se desliza a toda velocidad caracoleando sobre la madera pintada en verde, y luego salta junto a la bola blanca como bailando un vals. ¡Qué remates!

Uno de los puntos que más llama la atención es el doblaje. Una película argentina doblada… de hecho Arturo Valls acercó su voz española hasta Donostia, incluso estuvo en la rueda de prensa. Es muy raro que en un festival internacional presenten una obra doblada. Vale, quizás el título podría cambiarse, llamarse Futbolín y no Metegol. No sé. O simplemente explicarlo… porque yo había visto algún tráiler “en argentino”, y me he quedado a medias… pierde gracia.

No entiendo ese entusiasmo por el 3D, creo que nací desactualizado, no sé qué diablos aporta aquí. No hay ningún plano demasiado espectacular que requiera 3D. En el apartado gráfico se nota que es una producción muy cuidada, y desde luego, no tiene nada que envidiar a las superproducciones norteamericanas. En cuanto al guion, digamos que no es Wall-E, ni Arrugas.

Los perdedores somos quienes provocamos los cambios en el mundo. Vale, tranquilo, no me voy a poner profundo. Es una película simpática, que busca la emoción… y no saca lágrimas. Los niños se lo pasarán en grande. Y los padres que hayan jugado al futbolín… más.

Futbolín es una película de fútbol como Casablanca de guerra.

Los guiños a 2001, una odisea en el espacio y Apocalipsis Now, con su cabalgata de las walkyrias, son muy divertidos. Sobre todo el principio de la película. Donde se cuenta cómo nació el fútbol. Tronchante. Al fin sabemos quienes lo inventaron…

Juan José Campanella pegó su primer zarpazo internacional con su ópera prima, El niño que gritó puta (1991), después dirigió Y llegó el amor (1997), El mismo amor, la misma lluvia (1999), El hijo de la novia (2001), que fue nominada al Óscar a la mejor película de habla no inglesa, y Luna de Avellaneda (2004). Un buen currículum.

Zinemaldia

En 2009 compitió en la Sección Oficial de la 57 edición del Festival de San Sebastián con El secreto de sus ojos, una película excelente que obtuvo en 2010 el** Óscar a la mejor película de habla no inglesa** y el Goya a la mejor película hispanoamericana. Futbolín es su primera jugada como director en un estadio de animación 3D. ¿Meterá el gol del triunfo?

Futbolín se estrenará en España el 20 de diciembre de este año. Es una coproducción hispano-argentina de animación en 3D estereoscópico. Este ambicioso proyecto según informa el Zinemaldia, está producido por Plural-Jempsa y Atresmedia Cine en España, Jorge Estrada Mora Producciones en Argentina, en asociación con Cien Bares y Catmandú, y cuenta con la participación de Canal +, Antena3, La Sexta y Telefé. La distribución correrá a cargo de Universal Pictures International Spain.

Archivado en Animación, Cine, Cine de animación, Donostia Zinemaldia, Festival de San Sebastián, Futbolín, Juan José Campanella
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs de tecnología y videojuegos