Charlas TED: Isabel Allende nos habla de la pasión

COMPARTIR 0 TWITTEAR

No es una Barbie superstar, y por eso envidia las largas piernas de Sophia Loren. Puede que su forma de escribir no te enamore, sin embargo, los números la catapultan tan arriba que el resto de mortales le debemos parecer hormiguitas. Ha vendido más de 57 millones de ejemplares y sus obras han sido traducidas a 35 idiomas. Está considerada como la escritora viva de lengua española más leída del mundo. Es una autora de superventas. Una mujer clara. Una mujer con sentido del humor que se baña en el drama cuando traspasa el espejo de la literatura. Yo también me emocioné con “Paula”…

Conferencia charla

Isabel Allende es una contadora de historias que lucha contra los molinos de viento de la crítica. No solo eso, es una seductora de masas, no necesita parecerse a Sophia Loren ni ser una atleta, lo suyo son las palabras. Sabe cómo entretener. Lo demuestra en esta charla que nos dejó en ese foro de ideas que es TED, una conferencia de 18 minutos que se grabó en marzo del 2007, y que me pareció tan interesante que estuve a punto de twittearla

Isabel charlando

Ups… el problema es que en aquel entonces no era yo tan moderno. No tenía cuentas de microblogging, mi veneno era el Messenger. El imán que me sentaba en la silla frente al ordenador. Así que compartí esta ponencia entre mis amistades cibernéticas. Una a una. Pero me alegro, en Twitter nos dan la extremaunción si excedemos los dichosos 140 caracteres, y vuelcan sobre nuestras cabezas el alquitrán de un camión cisterna, y como lo hice, “cara a cara”, uno a uno, pude enzarzarme en agrias discusiones, ¡durante horas!

Más vale tarde que nunca, al fin hago público “el secreto”. Comparto esta charla con todos los lectores de Atlas cultural y no en la red del pajarito azul, porque aquí podemos conversar más a gusto. ¿Quieres un café? Nos podemos explayar en los comentarios, y si nos quemamos la lengua, si surge la polémica, no será por culpa de los malentendidos.

¿Te atreves a intercambiar impresiones? ¿Te arriesgas a clavarte una espina? ¡Ah! Te cuento, aún no he cantado el estribillo de la canción. Isabel habla de mujeres, de creatividad, sobre la definición de feminismo, y por supuesto, de pasión.

Solo un corazón sin miedo y resuelto obtendrá la medalla de oro.

¿Eres apasionado o un ángel castrado? Yo no tengo tiempo de aburrirme, mientras los científicos no descubran que hay vida después de la muerte, hay que aplicarse en ésta y comprar minutos y segundos al sueño. Así que mientras los párpados no me fundan a negro, sigo criticando.

No hay que ser el hombre más sensible del año para empatizar con las historias que nos cuenta la oradora chilena. Extraordinarias, a pesar de que desgraciadamente, ocurren cada día. Atento. Nunca se elogiará lo suficiente los esfuerzos de la activista política y ecologista, Wangari Mathaai, que ganó el Premio Nobel de la Paz en 2004, la “mujer árbol”. Más desesperada incluso, es la vida de la activista camboyana, Somaly Mam, que lucha contra la prostitución infantil, o a ver qué te parece esa otra, la desventura que protagoniza la heroína congoleña, Rose Mapendo, que protegió a su familia en un campo de prisioneros tutsi. Y seguro que secuestra tu atención la historia de Jenny en una clínica dental en Blangladesh… Tremendos testimonios. Tremendas mujeres. Cicatrices incurables.

Es un hecho, que dándoles a las mujeres educación y trabajo, la habilidad para controlar sus ingresos, la posibilidad de heredar y poseer propiedad, benefician a la sociedad. Si capacitamos a una mujer, sus hijos y su familia van a estar mejor. Si las familias prosperan, el pueblo prospera y finalmente, todo el país.

La Fundación Isabel Allende fue creada para continuar el trabajo de su hija Paula, para continuar sus ideales de servicio y compasión. Las donaciones se otorgan a organizaciones sin ánimo de lucro que promueven el cuidado y la autodeterminación reproductiva, la independencia económica, la justicia social para mujeres y niñas, y la protección para mujeres, niños y niñas. Muy loable.

Pero… siguiendo con la conferencia, es muy rastrero utilizar la figura de Sophia Loren para enfrentarla a esas mujeres tan valientes. La exuberante italiana no es una manzana podrida. Me parece un juego muy sucio. Envidia. ¿Quieres contraponer la frivolidad a lo profundo? Perfecto. Muy bien… busca un buen ejemplo, pero, ¡no es necesario burlarte de doña Jimena! ¿Sabes quién es? ¿En serio? ¿Has visto Dos mujeres? Es una falta de respeto hacia la estupenda actriz. Que desde luego, no es Belén Esteban ni Kim Kardhasian… ni una jirafa en la sabana africana. Que tire la primera piedra quien sea formal y serio las 24 horas del día, quien no sude gotas de purpurina tumbado en el sofá… quien no pueda disfrutar el viernes con Desayuno en Tiffany’s y el lunes con A sangre fría… ¿Es el precio que debe pagar por seguir siendo guapa y deseable a sus casi 80 años?

Eso no es todo. Tengo otra objeción. Estoy de acuerdo con el 99,99% de la exposición, y sin embargo… ¿sería mejor un mundo gobernado por mujeres? ¿De verdad? ¿Por Ángela Merkel, Margaret Thatcher, Cristina Fernández, Golda Meir o Hillary Clinton? Permíteme que lo dude, no es cuestión de sexo. No seamos ingenuos. Ellas siguen siendo machos alfa. No creo que ése sea el camino para cambiar la sociedad… aunque lo políticamente correcto me ahogue, no responderé que sí a esa pregunta trampa. Hay mujeres consuelo y mujeres fatal.

Archivado en Charla, Charlas TED, Conferencia, Feminismo, Isabel Allende, Pasión, Sophia Loren, TED
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion