La maldición del cianoacrilato aterriza en el Museo de El Cairo

La maldición del cianoacrilato aterriza en el Museo de El Cairo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Parece mentira que en pleno siglo XXI tengamos que ser partícipes de noticias como que un reconocido museo, como es el Museo Egipcio de El Cairo, haya reparado una de sus piezas más distinguidas con un pegamento industrial como con el que nosotros podemos arreglar cualquier desperfecto en nuestra casa. Esa singular obra es ni más ni menos que la máscara mortuoria dorada de Tutankamón, la cual data de 1354-1340 a.C. y se considera uno de los mayores tesoros del Antiguo Egipto. La máscara representa el rostro idealizado del faraón de la dinastía XVIII de Egipto, Tutankamón, y el cual ha sido uno de los más conocidos junto a otros como la reina Nefertiti, Akenatón o la reina Hatshepsut.

Máscara mortuoria dorada con incrustaciones de vidrio azul y piedras semipreciosas

Según parece, mientras se le realizaba una limpieza a la máscara la barbilla de esta se desprendió y se decidió arreglar con cianoacrilato. Por si esto fuera poco, un operario del museo decidió raspar el sobrante de pegamento que había quedado con una espátula, produciendo arañazos en el rostro de la máscara. Como es obvio este tipo de pegamento no es apropiado para su empleo en una obra de arte como es la máscara de Tutankamón, pues se trata de un material irreversible.

Para haber actuado correctamente, se debería de haber enviado la máscara al laboratorio de conservación tras su rotura para poder evaluar los daños y llevar a cabo la restauración pertinente. Sin embargo parece ser que los altos cargos del museo opinaron de forma diferente y decidieron arreglar el desperfecto rápidamente para así no tener que retirar la obra de arte de su lugar de exposición. Aun así y a pesar de que estas decisiones fueron tomadas por el museo, alguien del seno de este mismo no debía de tener la conciencia muy tranquila y denuncio el acto por miedo a las represalias que pudieran lleva a cabo.

Detalle de la barbilla de la máscara de Tutankamón pegada con pegamento industrial

Esta noticia, como cabe esperar, no ha sentado nada bien en el mundo egiptólogo pues el Museo Egipcio ha vuelto a dejar entrever las malas condiciones de conservación que tiene y su poca profesionalidad realizando estas aberraciones a pesar de contar con un patrimonio de un valor incalculable. Además, este tipo de noticias no le hace ningún favor a este museo que en más de una ocasión ha pedido la repatriación de algunas piezas a Egipto que se exponen en otros museos y que sin duda cosas así se lo ponen muy difícil.

No se vosotros que pensareis, pero personalmente me parece increíble que en casos así se antepongan los intereses económicos a la racionalidad y no se tengan en cuenta las repercusiones de estos actos. Como siempre me gustaría saber que opináis sobre este tema que sin duda ha creado un gran revuelo incluso en las redes sociales.

Fuente | El País

Archivado en Museo Egipcio, Pegamento, Restauración, Tutankamón
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs