Lectura para inconformistas: Charles Bukowski, “La senda del perdedor”

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hay libros que son unos clásicos, que se encuentran siempre en las estanterías de las librerías y sus citas se repiten una y otra vez, incluso en las redes sociales con alguna foto de fondo. A veces ni siquiera reconocemos a los autores, pero sus palabras las recordamos porque las creemos verdaderas, o por el contrario, porque estamos completamente en contra de ellas. Uno de estos libros es “La senda de perdedor” y su autor no es otro que el famoso Charles Bukowski.

Charles Bukowski en un jardín

¿Una chica de 23 años leyendo a Charles Bukowski? Fue lo que me ha preguntado mi profesor de máster cuando se ha enterado de que estaba leyendo La senda del perdedor.

Pues sí, Bukowski. Porque me he leído ya Crepúsculo incluso antes de que saliera el último libro en español y porque he dejado de leerme la saga de Cincuenta sombras después de la primera parte. Porque hay que aprender de todo para crecer, para saltarte lecciones, para ser más sabio y astuto de lo que se esperan. Y eso, amigo mío, lo consigue la cultura en contacto con tu mente.

He leído el libro por pura recomendación. Las críticas sobre el autor son bastante buenas; según varios sitios de Internet es un libro autobiográfico así que lo leí pensando que la mejor forma de entender a un autor es ver cómo escribe sobre sí mismo.

Bukowski es algo triste y malhumorado. Esa es la primera conclusión a la que llegas después de leerte las primeras páginas de su libro. Pero hay que reconocer que la tristeza tiene sus puntos fuertes, que los sentimientos parecen más intensos y a veces más dignos cuando el sufrimiento es el personaje principal, que el odio llega a atraer incluso más que el amor, o que el amor atrae por su ausencia.

La segunda idea que me vino a la mente mientras leía La senda del perdedor ha sido que el autor se le parece en cierto modo a Hemingway. Para hacerte tu propia idea sobre el libro te dejaré unos fragmentos sugerentes y así podrás observar tú mismo de qué va la filosofía y el estilo de este autor:

Experimentaban con los pobres y, si funcionaba, utilizaban el tratamiento con los ricos. Y si no funcionaba, aún había un montón de pobres para experimentar sobre ellos.

Cuando la verdad de alguien es la misma que la tuya y parece que la está contando sólo para ti… eso es fantástico.

No dije nada más porque cuando odias, no mendigas.

Puedes perdonar a los tontos porque corren sólo en una dirección y no decepcionan a nadie. Son aquellos que te decepcionan los que te hacen sentirte mal.

Los padres de los chicos ricos solían ser más patrióticos porque tenían más que perder si el país se hundía.

Creo que la gente sólo piensa en las injusticias cuando les suceden a ellos.

El sitio era tranquilo y fresco, así como limpio. Había una gran fuente y podías sentarte cerca de ella e imaginar que todo iba bien.

No hay guerras buenas o malas. Lo único malo de una guerra es perderla. En todas las guerras ambos lados creen pelear por una Buena Causa. No se trata de saber quién tiene o no la razón, ¡se trata de comprobar quién tiene los mejores generales y el mejor ejército!

¿Si me ha gustado? Sí. Porque aporta un punto de vista diferente, una filosofía de vida a la que la mayoría ya no estamos acostumbrados, porque representa el entorno en el que se ha formado un autor que mientras vivía su juventud desconfiaba de su forma de ser y escribir. Porque es una historia que coge vida y que continúa incluso después de acabarte el libro.

Si quieres leer un libro que te hace sentir en primera persona la sociedad americana después de la gran inmigración de población europea, si te interesa ver la vida a través de los ojos de un chico que no es ni guapo, ni rico, ni con talentos pero extremadamente real, te recomiendo La senda del perdedor.

No vas a estar de acuerdo con él siempre, pero lo vas a entender.

Archivado en Charles Bukowski, Cincuenta sombras, Estilo, Filosofía, Fragmentos, Hemingway, La senda del perdedor, Literatura, Sufrimiento
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion