Día Mundial del Síndrome de Down

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hoy 21 de marzo se celebra el Día Mundial del Síndrome de Down. Este hecho puede pasar desapercibido para la mayoría de nosotros. Todos los días diferentes colectivos salen en los medios organizando actos donde se reclaman derechos fundamentales. Llega un momento en que nos insensibilizamos ante tanto acto. El problema en realidad es ese. Nos insensibilizamos.

Manos

Gracias a las nuevas tecnologías y a la voluntad de unos pocos “héroes” salen adelante iniciativas como Change.org por la que diferentes personas o colectivos reclaman la colaboración de todos nosotros. En ocasiones sus peticiones no llegan a sensibilizar lo suficiente. En otras ocasiones aunque no lo creas, consigue remover de incomodidad en su asiento a más de un político. ¿Triste? Tristísimo.

El hecho por el que escribo este artículo es para dar más visibilidad si cabe a un evento importante como es el Día Mundial del Síndrome de Down. Podría escribir sobre otros muchos colectivos pero no me darían los días. Solo pido que se vean reflejados en estas palabras.

Las personas con discapacidad al igual que otros colectivos vinculados a los servicios sociales tienen muchas reclamaciones encima de la mesa. No hablamos de caprichos sino de necesidades básicas que atender. Necesidades que si no se abordan directamentede, de forma real, afectan a la vida de esa persona con discapacidad y su entorno.

Es obligación intrínseca del Estado garantizar a cualquier coste, un bienestar mínimo a estas personas que gozan de menos oportunidades para lograrlo por sus propios medios. Podríamos citar numerosos ejemplos de obligaciones del Estado para con el ciudadano como por ejemplo, la justicia gratuita.

Todos somos uno

Una sociedad sana, considerada democrática como tengo dicho en otros artículos, se mide también en lo solidaria y justa que es. No podemos considerarnos como una sociedad desarrollada si no somos capaces de ayudar a aquellos que más lo necesitan, desde un niño con la necesidad de recibir una educación de calidad, llena de valores, a un inmigrante que escapa de una tierra en llamas.

Gracias a mucha gente generosa, voluntarios y voluntarias, se logra tapar muchos huecos en la labor de multitud de “Organizaciones sin ánimo de lucro”. Hablo de entidades que dependen totalmente de la Administración. La labor que realizan dichas entidades a cargo de profesionales como psicólogos, pedagogos, maestros, etc, es una labor llena de recompensas morales, de pequeños triunfos a pesar de los numerosas problemas con los que nos encontramos. Citaré un ejemplo recurrente ya, el Ministerio de Educación.

Las condiciones en las que trabajan muchos de ellos no distan en exceso de la precariedad, tanto en materiales como en cuestiones de salario. Estudian toda su vida para dar lo mejor de si a los demás, piden créditos para poder continuar con sus estudios y en algunas ocasiones, hablo desde el total conocimiento, ponen dinero de su bolsillo para que la entidad en la que trabajan, no cierre.

DIA MUNDIAL

He tenido compañeros que han preferido trabajar en una cadena de montaje de una factoría porque el salario percibido les permitía pagar las facturas y los pañales de sus hijos. Renuncian a un trabajo relacionado con sus estudios. Trabajar en este sector viene asociado a vivir al límite pero exige una constante formación que en muchos casos tienes que pagar sacrificando lo poco que te queda, tiempo, familia. No hablo ya de dinero. ¿Qué es eso?

Pasados unos días volveré a escribir unas líneas en las que os contaré sobre una experiencia única, solidaria, llena de energía y esfuerzo llevada a cabo por un grupo de jóvenes diseñadores de moda de Vigo junto con un grupo de personas con Síndrome de Down. ¿Nota en común? Son unos soñadores con los pies en la tierra. Hace falta mucha gente así, cada vez más pues como sabréis los buenos se marchan pronto de este mundo.

Archivado en Educación, Sindrome de Down
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs