Un puñado de gente educada y un mundo de incultos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Profesora enseña a niña los buenos modales

Nunca olvidaré mis primeros meses en España. Además hay una escena muy bien guardada en mi memoria que ha marcado un antes y un después. Con 17 años, en segundo de bachiller, en la clase de castellano el profesor pregunta: ¿Qué es una metáfora? Después de haber estudiado en Rumanía 3 años de filología, la metáfora la consideraba un concepto básico, pero en esa ocasión me fue imposible definirla. No porque no lo recordaba, sino porque no encontraba la manera de explicarlo en castellano, no disponía de todas las palabras que me hacían falta. Fue entonces cuando me di cuenta: puedes ser muy culto en un idioma y bastante tonto en otro. Extrapolando esto a la interculturalidad, podemos decir que podemos ser muy educados en una cultura y francamente maleducados en otras.

Antes de decidir si una persona es culta, inculta, educada o maleducada, deberíamos tener en cuenta en qué nos basamos para argumentar nuestras sentencias.

La escuela

Acudir a las clases de los colegios y de las universidades no es la fórmula para garantizar buena educación y futuros ciudadanos cultos. Einstein decía en una de sus frases memorables: “No juzgues a un pez por su capacidad de volar”. Los estudios nos forman para los fines que nosotros hayamos elegido, no para conocerlo todo.

Si un estudiante de medicina no sabe cuáles han sido los pseudónimos de las hermanas Brontë, eso no significa que no sea culto, significa que está estudiando medicina y no literatura inglesa. Aparte de eso, incluso después de haber estudiado un curso, si un aprendizaje no se repite, se olvida. Hace años me encantaba la química, y las operaciones se me daban muy bien, ahora, sinceramente, ni siquiera recuerdo qué significan la mayoría de las nomenclaturas químicas.

Grupo de estudiantes que se graduan

Los valores

La suma de lo que nos enseñan los abuelos, los padres o los hermanos mayores sobre qué podemos hacer o tenemos que hacer, antes y después de entrar en contacto con otra gente es la principal responsable de nuestros valores. Éstos se pueden cambiar o adaptar con el avance de los años, pero la base siempre la ponemos en los primeros años de vida. Lo que pasa es que no todas las familias tienen los mismos valores, y además, no todos los padres se paran a pensar en qué valores querrán infundir a sus hijos. La adopción, la orfandad, la religión de la familia y la cultura son sólo unos de los determinantes principales de los valores de una persona.

Playa con piedras palabras inscritas

La inteligencia

Si es listo se dará cuenta de lo que ha hecho.

¿Cómo podemos saber si somos inteligentes o no? Hay una crítica continua para los test de inteligencia que circulan por Internet: los test de inteligencia no son justos en determinar el cociente intelectual de una persona porque las pruebas reflejan la cultura de la persona que lo diseñó. La mayoría de los test de inteligencia son diseñadas en países como Alemania, Estados Unidos o Inglaterra, y después traducidos a otros idiomas. Sternberg y Grigorenko, psicólogos americanos, dicen que las puntuaciones en las pruebas que han sido creadas y estandarizadas en un país pueden tener poco valor en otro sitio.

Después de determinar si una persona es inteligente o no –con o sin test– recordamos que hay muchos ejemplos de personas que resultan tener el cociente intelectual superior a la media, y ser, al mismo tiempo, bastante antisociales y bordes. Llegados a este punto sólo nos cabe preguntarnos: ¿Ser sociable es signo de buena educación? En España a lo mejor sí, pero no en todos los países.

Dos manos saludándose

Para nosotros, la gente educada es la que cumple con nuestros estándares, pero nuestros estándares son la suma de todo lo que hemos acumulado hasta ahora; nuestra sentencia de si una persona es educada o no, culta o inculta, es bastante subjetiva.

Resulta muy interesante escuchar a personas muy distintas a nosotros decir lo que es de mala educación para ellos; aparte de muy entretenido es bastante revelador.

Archivado en Cultura general, Educación, Familia, Test de inteligencia, Valores
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion