American Horror Story: Coven, el aquelarre esquizofrénico

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cartel promocional

Nunca es tarde su la dicha es buena. Ya he terminado de ver una de mis series favoritas, American Horror Story, que en esta tercera temporada nos ha traído una historia de brujas en la enigmática New Orleans, muy de moda últimamente como escenario de series, como True Detective, y que posee un aura muy misteriosa que posibilita este tipo de historias.

La serie de FX, como ya sabréis, se reinventa año tras año para ofrecernos una historia terrorífica diferente en cada temporada. Tras la casa de los horrores encantada en la primera, el demencial manicomio de la segunda, su creador, Ryan Murphy nos ha introducido en un aquelarre de brujas. Se nos prometió que sería igual de terrorífica pero tendría más humor que sus anteriores entregas. Y han cumplido.

Gran trío de actrices

AHS: Coven tiene uno de los mejores repartos que se pueden ver en televisión. A Jessica Lange, que está sublime interpretando a una femme fatale pasada de rosca otra vez más, se unen los habituales Sarah Paulson (cada vez más grande), Evan Peters, Lily Rabe, Frances Conroy y la prometedora Taissa Farmiga. Pero esta vez Murphy ha incorporado a dos grandes actrices para completar el aquelarre, Gabourey Sidibe Angela Bassett y Kathy Bates. En el aspecto interpretativo la serie está en su mejor momento.

Tampoco podemos echarle en cara una falta de imaginación, pues si algo tiene esta serie es eso, una creatividad desbordante. Pero tras unos primeros capítulos tan brillantes como las dos entregas anteriores, la historia comienza a perder sentido progresivamente por culpa de las excesivas resurrecciones. Los guionistas nos han querido dar tantos giros que se han mareado ellos y nos han insensibilizado ante las muertes. El caso es que las brujas se muestran volubles, con demasiados cambios de bandos y alianzas inesperadas. Todo esto hace que ciertos capítulos se hagan eternos y estas muertes espectaculares dejan de tener sentido pues el espectador ya está esperando qué rocambolesco invento nos han preparado para devolverle la vida a tal o a cual. Ni siquiera la intriga por saber quien es la Suprema lo compensa.

Gran trabajo de las actrices jóvenes

A pesar de todo Coven no ha sido mala, aunque haya tenido un pequeño bajón respecto a sus antecesoras. Las interpretaciones, su creatividad y su capacidad para crear situaciones abominables siguen intactas pero se tienen que andar con mucho ojo para evitar esos “cacaos mentales” en el futuro. Por cierto, ya se sabe que la siguiente entrega, la cuarta, estará centrada en el mundo del carnival y se llamará Freak Show. También será la última de Jessica Lange en la serie, lo que supondrá una pérdida muy grande. Esperemos que no sea definitiva.

¿Has visto ya American Horror Story: Coven? ¿Qué te ha parecido la temporada? ¿Cómo crees que quedará la serie tras la marcha de Jessica Lange?

Archivado en American Horror Story, American Horror Story: Asylum, American Horror Story: Coven, Crítica, FX, Jessica Lange, Series
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs