Networks vs. Cable: dos formas de entender las series

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Las series de televisión están de moda y su calidad y cantidad han ido en aumento en los últimos años en Estados Unidos (y también en Europa). La oferta ha crecido de tal forma que sería de locos seguir todas y cada una de las que se emiten, por lo que hay que hacer una criba necesaria.

Las cadenas generalistas americanas

Lógicamente, primero elegimos por preferencias, como la temática, género, actores, etc. Pero aún así, siguen siendo demasiadas y hay que seguir filtrando. Es en este momento cuando un usuario un poco avanzado tiene que elegir entre ver las series clásicas de las networks o las de las cadenas de cable, que cada vez son más y más interesantes.

Networks

Las networks, si alguien aún no lo sabe, es lo que en España llamamos “canales generalistas”, es decir, Telecinco, Antena 3, La 1…, BBC, Channel 4 o ITV en Gran Bretaña y ABC, NBC, CBS o FOX en Estados Unidos. En el caso americano, que es el que vamos a tratar en este artículo, estas grandes cadenas (networks) tienen unas características propias.

La primera diferenciación está en el número de capítulos, ya que la duración de las temporadas suele ser mayor, de aproximadamente 24 entregas. Este hecho parece poco importante, pero muy buena tiene que ser una serie para aguantar la trama durante muchos capítulos y muchas temporadas. El resultado suele ser una pérdida de frescura y credibilidad en los guiones. Además, se suele estirar el éxito hasta más no poder.

Julianna Margulies

Otra característica es el público objetivo de estas cadenas. Al financiarse con publicidad, se busca el liderazgo de audiencias, por lo que la competencia es feroz y se busca agradar a una franja de población muy amplia. La consecuencia de esto son series para toda la familia o para el público juvenil, el más atractivo para los anunciantes. Por lo que las series tienen tramas menos complejas, diálogos menos trascendentes y un ritmo un poco más alto, para no aburrir al personal.

Todos los que vemos series sabemos que éstas requieren cierto grado de compromiso, por lo que una serie dramática con una trama continua es más susceptible de perder audiencia ya que si se pierde el hilo, se pierde al espectador. Este es el motivo por el que la mayoría de las series son procedimentales, es decir, que cada capítulo es autoconclusivo, como C.S.I, The Good Wife o Castle, por poner algunos ejemplos. O comedias de situación como How I Met Your Mother.

Cable

Desde finales de los 90, las televisiones por cable empezaron a producir series de un nivel muy alto. La HBO empezó a romper el molde con cuatro series: The Sopranos, Six Feet Under (A dos metros bajo tierra), The Wire y Sex and The City (Sexo en Nueva York). Este cuarteto realmente marcan las líneas que han seguido muchas de las series que vemos ahora. Éstas se acercan cada vez más al cine y se alejan cada vez más de lo que había sido la televisión hasta el momento. Las principales cadenas de cable en Estados Unidos son: HBO, Showtime, AMC, FX, Starz y A&E.

Cadena de cable norteamericana

La libertad creativa es la base de las series de televisiones de cable. La publicidad no es importante para estas cadenas pues están financiadas mediante la suscripción de sus espectadores. Y ello redunda en que los profesionales pueden hacer las series que quieren hacer. No hay límite en las temáticas ni géneros y la violencia y el sexo no están tan controlados como en las networks, por razones obvias. El resultado son series más adultas y de un nivel intelectual mucho más alto.

Las temporadas de las series de cable son más cortas, aproximadamente de trece capítulos por temporada, pero canales como HBO están haciendo temporadas de diez o incluso ocho. Los guiones, por tanto, están más trabajados y las tramas tienen menos fisuras. Ya de paso, ahorran dinero con menos horas de rodaje.

Este es el principal motivo por el que muchos directores de cine como Martín Scorsese, guionistas como Aaron Sorkin y una gran cantidad de actores se están interesando por proyectos televisivos, algo que antes era considerado un paso atrás en sus carreras.

The Sopranos

Mi criba, por tanto, se reduce principalmente a esta dicotomía. Por mi perfil seriéfilo prefiero en este momento ver series de las cadenas de cable. Para mi gusto, las series de las networks son poco exigentes con el espectador. Es lo que en cine llamaríamos cine comercial. Con esto no quiero decir que no haya grandes series ahora y en el pasado en la televisión en abierto. El boom seriéfilo no sería lo mismo sin Twin Peaks, Expediente X o Lost entre otras muchas. Y actualmente podemos disfrutar de grandes series procedimentales como The Good Wife o grandes comedias como Modern Family.

El debate está abierto y espero que me deis vuestra opinión, sobre todo si no estáis de acuerdo. ¿Qué tipo de series os gustan? ¿Preferís la ligereza de las series de las networks o la densidad y profundidad de las de cable?

Archivado en A&E, ABC, AMC, Cadenas de cable, CBS, FOX, FX, HBO, NBC, Networks, Showtime, Starz
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion