A alguien se le ha ido de las manos Orphan Black

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Crítica de la segunda temporada

Empezar a ver Orphan Black hace unos meses fue una experiencia más que positiva, pues hacía tiempo que no me atrevía con una serie de acción científica, que no son mi estilo últimamente, y más despues de haber visto algunas de las más grandes obras maestras de esta Edad de Oro de la ficción televisiva. Ver a Tatiana Maslany y sus múltiples clones revitalizaron un poco el género y provocó en mí esa adicción compulsiva que no te permite irte a la cama sin ver el “último”.

La verdad es que no sé si ha sido la serie la que ha cambiado o he sido yo, pero en esta segunda temporada no la reconozco. El giro argumental es un recurso narrativo fantástico para este tipo de historias, pero creo que a sus guionistas se les ha ido de las manos. Tantas vueltas me han dado que ya no sé dónde estoy, ni quién es quién, ni quién está con quién, ni siquiera sé cómo empezó todo. Algunos personajes cambian de bando una y otra vez, otros desaparecen y vuelven a aparecer cuando ya ni te acordabas de su cara. Repito, puede que sea yo, pero el frenetismo, la adrenalina, la adicción de la primera temporada no los veo en esta nueva tanda de episodios.

Las protagonistas de Orphan Black

Pasan tantas cosas en cada episodio que tengo la impresión de que Orphan Black camina ya por su quinta temporada. Sé que no tiene pretensión de ser una serie densa, sabemos que busca entretener, pero han debido dar un poco de pausa en algunos tramos de esta entrega. Por supuesto, sigue siendo muy apetecible por muchas razones. La primera, y principal, la señora Tatiana Maslany que, capítulo tras capítulo, demuestra su talento con su repertorio de acentos, su capacidad de transformación física y sus cambios de registro, adoptando el género adecuado para cada clon: drama y acción para Sarah, comedia para Alison o terror para Helena. Lo tiene difícil en los Emmy, por lo que se tendrá que conformar con su victoria en los Critics’ Choice Awards.

Particularmente, yo seguiré viendo Orphan Black porque no me gusta abandonar series, y porque, a pesar de todo, me sigue entreteniendo una barbaridad, es diferente a lo que hay por ahí y quiero saber qué demonios ocurre al final, que todo hay que decirlo.

Archivado en BBC America, Crítica, Orphan Black, Segunda temporada, Tatiana Maslany
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion