The Walking Dead: la elección de sobrevivir

The Walking Dead: la elección de sobrevivir

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El pasado lunes terminó aquí en España la quinta temporada de The Walking Dead. La serie de AMC ha batido todos los récords de audiencia este año, superando incluso al fútbol americano, imbatible hasta la fecha. Se consagra, por tanto, como una de las series más populares del mundo junto a Juego de Tronos, mezclando entretenimiento de género con profundas reflexiones sobre la naturaleza humana.

Foto promocional de The Walking Dead

Es precisamente este equilibrio el que consigue que la serie sea igualmente válida para un público muy heterogéneo. Por un lado, la serie de AMC nos da lo que nos gusta a todos, acción, muertes y giros argumentales en ciertos episodios. Esta temporada los más celebrados como el que abría la temporada No Sanctuary, el que cerraba su primera mitad, Coda o la season finale Conquer han estado cargados de todo eso que los fans reclaman. Pero una serie con tantos millones de espectadores es normal que tenga detractores, ya sean hate watchers o seguidores descontentos, a los que les parece que estos episodios son insuficientes en número.

Y lo creen porque The Walking Dead es también algo más, es una reflexión muy profunda sobre el ser humano y su comportamiento ante una situación tan extrema como un apocalipsis zombi. Como en otras ficciones postapocalípticas, vemos como el hombre se convierte en depredador, un animal que lucha por su supervivencia por encima de la del resto. Toda la evolución de miles de años se viene abajo y afloran los instintos primarios. Todo esto es retratado por la serie de forma certera a través de la evolución de los personajes, un proceso complejo que requiere una implicación mayor del espectador. Son capítulos que se pueden hacer lentos pero son absolutamente necesarios para que los cliffhangers, las muertes y las secuencias de acción que vendrán luego tengan sentido.

La quinta temporada ha sido espectacular en ambos aspectos. Parecía que iba a estar centrada en la comunidad caníbal de Terminus pero sorprendentemente no fue así y tuvimos que esperar hasta este año para ver qué tenían preparado realmente sus creadores. De unos primeros episodios muy violentos pasamos a otros más tranquilos y uno de ellos, Self Help, tremendamente aburrido. La filosofía en esta primera parte fue muy parecida a la del final de la cuarta temporada, con el grupo fragmentado y las tramas centradas en unos pocos personajes. Además, se agradeció muchísimo la vuelta a Atlanta después de vagar tanto tiempo por los bosques.

Rick pierde el control en The Walking Dead

La segunda parte, en cambio, ha vuelto a reunir a todo el grupo de supervivientes y la serie ha vuelto a convertirse en coral. Esto tiene sus cosas buenas, como unas tramas más concentradas que reman en la misma dirección, pero también muchos inconvenientes. Pero el principal es que no hay guionista que pueda dar el mismo protagonismo a todos los personajes por igual. Cada episodio dura unos 45 minutos y muchos actores quedan relegados a figurantes con frase, lo cual impide crear un retrato completo de cada personaje, lo que es más grave si después nos presentan a un puñado de ellos más cuando llegan a Alexandria. Hay overbooking y deberían plantearse hacer recortes. Aún con momentos de introspección, que no falten, la historia ha sido muy fluida y los últimos capítulos han sido para morderse las uñas, llenos de esa tensión que crea la incertidumbre de que todo puede pasar, y eso tiene mucho mérito.

Junto con la tercera, cuando los supervivientes llegaron a Woodbury, la quinta temporada ha sido lo mejor de la serie, aunque desde entonces tanto los personajes como la temática han evolucionado mucho. Ahora, el ser humano es una amenaza más temible que los caminantes, hombres como los Wolves, que fueron presentados en la finale como cazadores de seres humanos sin más necesidad que el puro placer. La sexta entrega de The Walking Dead pinta extraordinariamente pero para verla tendremos que esperar hasta octubre.

Archivado en AMC, Crítica, FOX España, Quinta temporada, The Walking Dead
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs