El Cliffhanger: cuando el guionista te deja colgado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Final de la tercera temporada

Como todo lo que el mundo anglosajón pone de moda, el mundo de las series y la televisión en general, exporta una gran cantidad de anglicismos. Algunos de ellos son sólo palabras que se pueden traducir sin problemas, pero hay otras que son frases hechas y/o que toman el nombre de la ficción en la que apareció, o la situación en sí. Ahora que estamos en pleno final de temporada y con los Upfronts 2014 ya presentados, la figura que os vamos a presentar se da en muchas de las series que vemos a diario. Se trata del cliffhanger.

La traducción literal de cliffhanger es ‘el que cuelga del precipicio’, así que seguro que os podéis imaginar por donde van los tiros. Se trata del recurso narrativo que suele darse al final de una temporada o capítulo, para dejar al espectador con ganas de saber qué ocurre después, por lo que se aseguran que la próxima va a ser esperada por sus fans. Así, no se deja de hablar de la serie y enganchará a gente nueva. Por supuesto, esta herramienta no es un fenómeno exclusivo de las series, pues su origen lo encontramos ya en la antigua Grecia, es decir, prácticamente desde que tenemos registros de escritos de ficción. Pero es obvio que funcionan mucho mejor en seriales de todo tipo pues cortar una historia en su punto álgido no suele decepcionar al receptor.

Dexter y Trinity, el mejor villano de la serie

El cliffhanger en las series, que es lo que nos ocupa, es un recurso estrella para finalizar temporadas, pero tiene muchos peligros si no se usan correctamente. El más grande es no resolverlo adecuadamente en la continuación, decepcionar a la audiencia con unas consecuencias nulas al gran shock que sufrimos en el capítulo anterior. Suelen caer en este error las series que necesitan recuperar adeptos a la desesperada y sus guiones están poco trabajados. Otro riesgo que se corre es abusar de ellos, ya que su efecto puede disminuir e incluso ser rechazado por los fans. Su uso en una serie de éxito como Lost fue uno de los factores más interesantes en sus primeras temporadas, pero no era capaz de dar respuestas con celeridad y las preguntas se amontonaban en las cabezas de los espectadores. Este hecho dio lugar a multitud de teorías en Internet, por lo que luego sólo consiguió decepcionar a millones de personas con muy pocas incógnitas en el aire. Generalmente, el cliffhanger está presente en las series actuales, sobre todo en las que hay más acción o de temática más fantástica. Aún así, hay casos realmente excelentes, como éstos (cuidado con los spoilers):

  • Mítico es ya aquel final de la cuarta temporada de Dexter, la más brillante por otro lado, en la que el despiadado Trinity es asesinado por el protagonista, no sin antes llevarse por delante a su mujer, Rita. La secuencia en la que Dexter la encuentra es sublime, con su hijo llorando en un charco de sangre.

  • Hace poco pudimos ver cómo la aclamada Breaking Bad nos dejaba con dos palmos de narices al final de la primera parte de la quinta temporada, cuando Hank descubre que su cuñado es el narcotraficante Heisenberg. Un hecho esperadísimo por el espectador pero su resolución a modo de cliffhanger y mientras estaba en el baño es casi perfecto.

Hank descubre quién es su cuñado

  • La citada Lost nos dejó algunos para el recuerdo, sin embargo me gustaría destacar el final de la tercera temporada, con un cliffhanger múltiple genial, con la muerte de Charlie, la llegada de un barco de rescate que no es lo que parece, y por supuesto, con el flash-forward que nos anticipaba que conseguían salir de la isla y volvía del revés todo lo que había sido la serie hasta el momento.

No quiero decir que los anteriores sean los mejores, pero creo que son buenos ejemplos que ayudan a aclarar dudas que le haya podido surgir a más de uno. Personalmente, creo que no hay nada como un cliffhanger siempre y cuando esté bien ejecutado y la continuación satisfaga a casi todos. Los tres casos expuestos me parecen muy buenos porque fueron capaces de cambiar la dinámica de la narración, aunque en el caso de Breaking Bad tan sólo actuara de punto de inflexión para ocho capítulos, pero ¡qué ocho capítulos! ¿Cuál es tu cliffhanger favorito? ¿Qué te parece este recurso narrativo?

Archivado en Breaking Bad, Cliffhanger, Dexter, Lost, Vocabulario seriéfilo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs