“De El Bosco a Tiziano. Arte y maravilla en El Escorial”

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Este mes de septiembre, coincidiendo con el 450 aniversario de la colocación de la primera piedra del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Patrimonio Nacional ha inaugurado una exposición: “De El Bosco a Tiziano. Arte y maravilla en El Escorial” centrada en el ornato artístico de este edificio y en el papel que desempeñaron artistas como El Bosco, Tiziano, Patinir, Navarrete “el Mudo”, Alonso Sánchez Coello, Antonio Moro, Gerard David o Bernard Van Orley. Es una oportunidad única que hay que aprovechar y visitar en las salas temporales del Palacio Real de Madrid.

El Escorial

El Monasterio de San Lorenzo del Escorial se convirtió en el mejor conjunto de arte y maravilla de la España del Renacimiento en clara competencia con el Vaticano de los papas del siglo XVI y su basílica de San Pedro. En una época donde las desavenencias con el papado eran más que evidentes, costando al rey su excomunión, por el asedio de el Duque de Alba a los territorios pontificios, por el apoyo de estos a los franceses.

La exposición “De El Bosco a Tiziano. Arte y maravilla en El Escorial” reúne obras de Tiziano, El Bosco, Patinir, Navarrete el Mudo, Sánchez Coello, Gerard David o Van Orley para conmemorar el 450 aniversario de la colocación de la primera piedra del Monasterio de El Escorial.

Organizada por la Fundación Banco Santander y por Patrimonio Nacional, tiene como objeto revivir un momento clave del Renacimiento exhibiendo al público grandes joyas del arte adquiridas por Felipe II para la ornamentación del conjunto escurialense. La exposición ofrece al público la oportunidad de contemplar obras habitualmente ocultas en las dependencias del monasterio, como tres de Tiziano destinadas a la iglesia del edificio y que no se exhiben públicamente desde el siglo XIX. Otra obra clave de esta muestra es Cristo crucificado, de la sacristía escurialense, que se enseña por primera vez desde su restauración.

Pintura

La muestra tiene como objeto mostrar al público grandes joyas pictóricas, escultóricas y de las artes decorativas adquiridas por Felipe II para la ornamentación del conjunto escurialense. Obras habitualmente ocultas y que en esta grandiosa exposición se podrán contemplar.

Una de las salas más importantes de la muestra se dedica íntegramente a Tiziano. Esa sala presentará parte de las obras cumbre de su período tardío, destacando un conjunto nunca expuesto como tal desde comienzos del siglo XIX, las tres obras maestras de Tiziano destinadas a la Iglesia de prestado de El Escorial: El Martirio de San Lorenzo, La Adoración de los Reyes y El Entierro de Cristo, esta última conservada en el Museo del Prado.

Los visitantes también podrán contemplar joyas, relicarios, ornamentos litúrgicos, códices miniados, encuadernaciones, tapices y dibujos, mostrándonos aspectos del siglo XVI español, como son la liturgia, la muerte o la devoción.

Una parte interesante de la exposición son tres importantes piezas cedidas por la Biblioteca Nacional de España. Una de las obras más extraordinarias de la muestra, es un documento en pergamino con miniaturas, en forma de rollo, que perteneció a Felipe II y que recoge la genealogía de la Casa de Austria en un intento de reconstruir unos orígenes ilustres enraizados con el personaje bíblico de Noé.

Se exhibió únicamente en una ocasión, concretamente en la exposición “El Escorial: biografía de una época”, que tuvo lugar en noviembre de 1986 en la misma Biblioteca Nacional de España, con motivo del IV centenario de la colocación de la última piedra del monasterio.

El Escorial

Las otras dos obras prestadas son los dibujos de La Anunciación, de Federico Zuccaro, realizados a pluma y aguada en papel tintado, con el añadido de toques de albayalde. Revelan la forma original de las pinturas terminadas antes de que se modificaran una vez que Zuccaro abandonó España en 1588, y muestran cómo evolucionaron sus ideas.

Al artista se le contrató para que pintase los lienzos del altar mayor del monasterio, la primera tarea que se le encomendó al llegar a Madrid fueron las pinturas para los dos altares-relicario, dedicados a la Anunciación y a San Jerónimo.

La muestra del Palacio Real está comisariada por Fernando Chueca Cremades y cuenta con documentos, pinturas, esculturas y objetos decorativos, muy interesantes que nos dan a conocer toda una época de esplendor y de arte al servicio del poder.

La exposición parte de un meticuloso estudio de los libros de entregas, que ha permitido documentar con precisión la llegada de las obras adquiridas por Felipe II durante la construcción del monasterio. La mayoría de las obras de la exposición pertenecen a las colecciones de Patrimonio Nacional y se complementarán con otras procedentes del Museo Nacional del Prado, de la National Gallery de Londres, de la National Gallery de Irlanda, del Museo del Louvre y de la Biblioteca Nacional de España.

Archivado en El Bosco, El Escorial, Felipe II, Pintura, Tiziano, Zuccaro
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs