Verano 2014: sorpresas y decepciones seriéfilas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Uno de los estrenos destacados de este verano

El verano de 2014 se nos escapa entre los dedos. Es cierto que septiembre practicamente lo ha vuelto a poner todo en su sitio, rutinariamente hablando, pero las series de televisión tienen su propia visión de cuándo dar por finalizado el estío. Se pisan ficciones que se estrenaron en julio o agosto, con las más madrugadoras de la nueva temporada de otoño. Por tanto, es ahora cuando me ha apetecido hacer balance de lo que ha sido lo mejor y lo peor de este año.

Creo que ha estas alturas nadie puede decir que ha sido un verano brillante, de hecho hemos tenido muchas decepciones que nos han tenido al borde del panic attack, pero podemos salvar algunas series, tanto de estrenos como antiguas. A estas alturas, creo que la mayoría podemos dar por bueno ese invento de HBO llamado The Leftovers, aborrecida por muchos pero que casi todos los blogs han analizado hasta la saciedad. La otra sensación del verano y merecedora de la unanimidad de la que ha gozado ha sido The Knick, la serie de de Steven Soderberg y Clive Owen para Cinemax, ha entrado con pie firme en este mundo tan competitivo con una historia que no es nueva pero que tiene una personalidad especial. Tampoco podemos ignorar a Halt and Catch Fire, a caballo entre la primavera y el verano, que ha sido la última apuesta de AMC. No muy bien recibida por el público pero sí por la crítica, no podremos perderla de vista porque seguro que irá de menos a más. Otro éxito considerable ha sido Outlander, una serie basada en las novelas románticas de Diana Gabaldón, que cuenta ya con una legión de fieles seguidores que le auguran un largo recorrido. Y , por supuesto, probablemente una de los mejores estrenos de este año ha sido The Honourable Woman una serie británica protagonizada por Maggie Gyllenhaal ambientada en el conflicto árabe-israelí que ha caído en gracia a casi todos los críticos. No he podido verla aún, pero os prometo hablar de ella más pronto que tarde.

La nueva serie de HBO protagonizada por Justin Theroux

Toda cara tiene su cruz, y este verano también ha habido muchos revolcones. Para mi, el más decepcionante, por la expectación previamente generada, ha sido The Strain. La serie de Guillermo del Toro nos prometía vampiros infectados y nos ha obsequiado gusanos, lenguas largas y una narración muy alejada del nervio de un clásico drama postapocalíptico. También FX (vaya verano que llevan) nos ha aburrido con Tyrant, definida por alguien como El padrino de Oriente Medio. En cuanto vemos dos capítulos ya sabemos que no todo el mundo vale para hacer comparaciones. También podemos calificar de decepción el final de True Blood, que se nos ha ido por la puerta de atrás tras habernos dado mucha diversión en el pasado. El debut de Halle Berry en Extant no pintaba nada bien a priori, pero una vez visto el capítulo piloto no deja lugar a dudas, pues es más de lo mismo una vez más. Ni siquiera su nombre y el de Steven Spielberg pueden arreglar el despropósito.

En tierra de nadie me gustaría mencionar a tres series que todavía están en emisión y que, en mi humilde opinión, se han superado a sus propias primeras temporadas. La primera es Masters of Sex, tachada al principio de este curso como culebrónica. Nada más lejos de la realidad, el drama de Showtime sigue caminando con paso firme, personajes (y actores) y guiones fantásticos. Cierto es que nos hemos tragado algunos episodios lentos y aburridos, pero en general creo que estamos ante una de las ficciones más complejas que existen. La segunda es Ray Donovan, muy criticada por sus guiones tramposos, que a mí me sigue pareciendo una serie muy entretenida, más fácil de ver. Además, los fichajes de este curso le han aportado mucho, como el genial Hank Azaria, Sherilyn Fenn o Wendell Pierce. Y, por supuesto, sigue contando con la principal atracción del show, el gran Mickey Donovan de Jon Voight. La tercera es The Bridge, de la que ya comentamos lo que nos había gustado su primera temporada, que ha dado un paso adelante en el tratamiento de los temas más espinosos de la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez, aunque todavía espero un poco más de profundidad. También ha hecho un buen fichaje con Franka Potente, una antagonista que sí se muestra, al contrario que en la primera, que era más un “quién lo hizo”.

Demián Bichir y Diane Kruger

A grandes rasgos, esto es lo que ha dado de sí el verano seriéfilo de 2014. Pocas series que entrarán en el olimpo de las mejores, muchas que no cumplen los requisitos mínimos y otras que acabarán canceladas de forma inminente. Se vuelve a repetir el ciclo. Ahora, a volver a empezar un otoño que viene cargado de estrenos. ¿Qué te han parecido las series de este verano? ¿Alguna decepción o sorpresa que no haya incluido en la lista?

Archivado en Extant, Halt and Catch Fire, Masters of sex, Outlander, Ray Donovan, Temporada de verano, The bridge, The Honourable Woman, The Knick, The Leftovers, The Strain, True Blood, Tyrant, Verano 2014
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion